Author Archives: Antti

Reflexión sobre el curso

 

Antes de empezar el curso, la migración en la literatura, el tema del curso me pareció curioso y algo inusual. Inusual en el sentido de que no le había dado mucha reflexión al tema: qué es y por qué es importante una literatura migrante. En este texto intentaré reflexionar sobre el tema y al final responder a la pregunta, ¿por qué es importante una literatura que trata temas de migración?

El párrafo anterior, como el contenido del curso, me propone dificultad a la hora de definir adecuadamente el propio término para el concepto de una literatura migrante/inmigrante/de migración/de inmigración. Según Rantonen (2009), investigadora de literatura de la Universidad de Tampere, varios de los intentos de nuevos términos finlandeses para describir la literatura de inmigrantes, uussuomalainen (“‘- nuevofinlandesa”), ylirajainen (“- sin bordes”) o diasporinen kirjallisuus (“literatura diaspórica”) están cargados con burocracia y política y asociados con imágenes negativas. Para poder dar reconocimiento a los autores que viven en un otro país que en el de su origen, es necesario que se institucionalice un término lo neutral posible en cada lengua, ya que es la lengua que representa las imágenes y percepciones existentes de cada cultura. El título de este curso evita esta problemática otorgando por un término más libre, la migración en la literatura hispánica.

No quiero pararme demasiado en el asunto de la terminología, no obstante, hay que mencionar que justamente la dificultad de definir un término apropiado para expresar la literatura que trata migración o la literatura escrita por inmigrantes o emigrantes fue algo esencial del curso. Quiero relacionar la complejidad de la terminología con la rigidez y conservacionismo de las instituciones finlandesas de la literatura. El hecho de que visitamos dos eventos diferentes que me introdujeron autores inmigrantes, el de Pasila y el de Eira, me ayudó a imaginar y entender la frustración que puede tener un autor o una autora que viene de fuera. Para que el camino de un autor inmigrante sea más fácil, o digamos menos obstaculizado, aprendí que varios cambios institucionales serían necesarios.  Para mencionar solo un par de ellos, la unión de escritores podría reconocer más idiomas que solo finés o sueco y en vez de donar becas como premios, las podrían donar a los que realmente las necesiten.

La historia de la literatura finlandesa no es tan larga en comparación con los países vecinos, Suecia o Rusia. Taalaskivi (2018) resalta la imposibilidad de imaginar en la Finlandia de hoy el valor que ha significado la fundación de la unión de escritores finlandeses en el año 1897 y continúa que hasta la década de los 1990 la inmigración en Finlandia fue muy escaza comparada con otros países de la Europa Occidental. Taalaskivi argumenta que esto explica porque las lenguas y culturas minoritarias quedaban invisibles en la literatura.

Al parecer pasa lo mismo a la literatura migrante en Finlandia que a las modas en general: todo llega más tarde a estas alturas. Para cambiar la situación, hace falta redefinir el concepto de la literatura finlandesa. Los escritores inmigrantes tienen que organizarse, justo lo que está haciendo, por ejemplo, Roxana Crisólogo con su proyecto Sivuvalo, más cursos de este tipo tienen que ser organizados para crear más discusión sobre el tema y, lo más importante, el público finlandés tiene que leer obras que tratan migración y presentan nuevas identidades finlandesas. El último argumento nos guía a la pregunta de mi reflexión, la importancia de la literatura migrante.

Finlandia está en una puerta de cambios de la identidad. Cada año más gente viene de fuera y gracias a las tecnologías cada vez más rápidas e innovadoras el rumbo de vida se hace más global. Las culturas se mezclan y nacen nuevas. La literatura, como forma de arte, es una representación (muchas veces crítica) del mundo o de la sociedad en que vivimos. Para poder definir la identidad finlandesa, hay que dar la voz para todos. De aquí nace la pregunta, ¿las voces son igual de importantes? ¿Cuánta importancia tiene la voz colorada finlandesa al lado de una voz blanca finlandesa? ¿Qué forma de arte apreciamos más y quién define las posibles características de un arte?

Para acabar, propongo una respuesta algo simple a la pregunta ¿por qué es importante una literatura que trata temas de migración? Primero, sabemos que varios estudios argumentan a favor de grandes beneficios de la lectura a la hora de educarse y desarrollarse la comprensión. Para que los niños y niñas en el futuro vivirían en un mundo mejor que el de hoy, no considero una mala idea de dejarlos leer obras que tratan la migración, que suele despertar preguntas sobre la igualdad y justicia y, tal vez, si está escrito por un autor inmigrante, puede que los ayuda a reflexionar su propia identidad nacional y observarla de los demás.

 

RANTONEN, Eila (2009): “Muuttavatko maahanmuuttajat suomalaisen kirjallisuuden?”. Kiiltomato. [disponible en https://kiiltomato.net/muuttavatko-maahanmuuttajat-suomalaisen-kirjallisuuden/, consultado el 18.12.2019].

TALASKIVI, Katri (2017): “Historiatietoisuutta, muutosvastarintaa vai resurssien varjelua? Suomalainen kirjallisuusinstituutio muunkielisten kirjailijoiden (sivu)valossa”. Tuli & Savu, 94, 15-21. [disponible en: https://www.tulijasavu.net/osastot/nro-94/, consultado el 18.12.2019].

Algunos temas de la novela La Fila India

La Fila India, escrita por Antonio Ortuño y publicada en 2013, cuenta la historia de una trabajadora social mexicana que se instala en una pobre ciudad, Santa Rita, México, a trabajar un caso específico en la Comisión Nacional de Migración, CONAMI. La función de Irma es tratarse con los deudos de las víctimas de un ataque terrible contra un albergue de migrantes donde decenas de personas fueron quemadas y otras decenas heridas. Irma empieza a oler la chamusquina de la honestidad de la gerencia de la comisión y descubre que demasiados rastros conectan la gerencia con la criminalidad organizada. En la presente se analizará y presentará algunos temas del libro.

El tema número uno de la novela es, sin duda, la migración que en sí contiene un peligro constante, condiciones pésimas y violación extrema contra los migrantes. La forma con la cual se describen la violación y la inhumanidad alrededor de la migración, da una sensación al lector que este tipo de noticias horriblemente violentas en la sociedad de la novela, México, sean normales. Lamentablemente, la vida real de los migrantes no es mucho mejor que en la novela.

Otro tema puede ser la injusticia mundial, la razón principal para la migración. La novela satírica resalta el papel del propio ser humano en la realización de un mundo injusto. Los que tienen poco, quieren más para sobrevivir (los migrantes), al contrario a los que ya tienen lo suficiente pero siempre quieren más e intentan conseguirlo por cualquier medio necesario (los criminales y corruptos). La manera administrativa de varios cargos oficiales es el objetivo de la sátira. Según la historia de la novela, el trabajo más importante de la gerencia de la delegación de CONAMI es cubrir y minimizar la mala publicidad.

Además de la corrupción e criminalidad organizada, el tema de la injusticia en la novela se realiza en diferentes formas. La variación de las condiciones de vida se puede contemplar en un mapa geográfico de las Américas. Son los centroamericanos (salvadoreños, hondureños etc.) que quieren subir, tanto físicamente como económicamente en este espectro donde el sur significa malo y el norte significa esperanza.  Desafortunadamente el peligro real de un migrante dura todo el camino. Y siempre, en la vida real, no se halla una esperanza en los Estados Unidos, aunque son los gringos quienes crearon Disneylandia. Esta “jerarquía geográfica” se puede relacionar con el último tema de este análisis.

Según una publicación de Okdiario, una posible teoría para el origen de la frase ir en fila india es que la locución proviene de la manera en que los indígenas americanos solían jerarquizar la fila familiar en que andaban; primero el cabeza o líder de la familia y detrás el resto en orden según su estatus en el seno del grupo. Según dice otra teoría de la publicación, los indígenas caminaban en una misma fila para crear senderos que todavía no existían. Sin embargo, en la novela el autor describe idiomáticamente la visita del funcionario alfa usando la primera teoría sobre el origen de la frase fila india cuando se refiere a la forma en que avanzan los funcionarios. El que tiene más poder va delante, los demás andan detrás en “una jerarquía que les ha sido remarcada a hierro y fuego en traseros y lomos” (la pág. 63). El poder, o la propia jerarquía del poder, es el último tema.

Se podría analizar muchos más temas sobre el libro, como por ejemplo, la venganza (Yein y la salvadoreña), el machismo (en general), la peligrosidad de una persona empáticamente enferma (el padre de la hija de Irma, Vidal) la trata de personas (La Sur, Los Rojos, Las Piolas), el racismo (en general). Lingüísticamente, los mexicanismos y la variación diastrática de las expresiones y la lengua idiomática, sobre todo las metáforas del reino animal serían temas interesantes.

Cabe añadir que todos los temas toman un tono negativo, o lo son. De esta manera, la novela está negativamente cargada, lo que en sí es una razón por la cual la historia de la novela, por haberle provocado fuertes emociones al lector, le puede, también, fácilmente enganchar a la lectura.

No obstante, el lenguaje es bastante peculiar y dialectal, lo que, a su vez, afecta la experiencia lectora de un hablante no-nativa del español. Sin duda, esta novela requiere otra lectura si la primera se lee en un período relativamente corto. Algunas palabras se quedan sin consultar el diccionario y esto puede dificultar la representación mental de los lugares, ambientes y  acontecimientos. También, no es imposible que la falta de conocimiento de algunos procedimientos de la Comisión de Migración u otros cargos jurídicos en México dificulte la lectura. De todas maneras, el libro con su historia chocante le invita al lector a estudiar y profundizarse en el tema principal, la migración.

Fuentes:

https://okdiario.com/curiosidades/origen-del-termino-fila-india-2275641 (lo siento)

La introducción del personaje principal

En este breve análisis literario sobre la novela gráfica Asylum, escrita por Javier de Isusi, publicada en 2015, voy a analizar y reflexionar sobre las maneras con las que el autor introduce el personaje principal de la obra, la abuela Amatxi.

La introducción del personaje de la abuela Amatxi (págs. 7-15) empieza cuando su hija Begoña y su nieta Maialen vienen a visitarla en la casa de ancianos. En la primera página del cómic la cuidadora que les recibe a los familiares de Amatxi les advierte que ella está guerrera por no haber dejado cambiar las sábanas. La cuidadora dice que ha gritado como una energümena y ha insistido que las sábanas se le hubieran cambiado el día anterior. La manera de presentar el personaje, tal vez, principal de toda la novela le da una sensación al lector de que la abuela sea una vieja rebelde que ha perdido su memoria. La sensación que el lector tenga sobre ella al final de la obra es, sin embargo, la contraria.

La idea de una abuela rebelde no desaparece cuando su hija y su nieta entran en su habitación. La abuela no está nada cómoda con su hija, si no que prefiere mirar hacia al otro lado con caras de disgusto y amargo cuando su hija le intenta hablar. Es cuando Begoña le dice a Maialen ”¡Ya me voy! a ver si a ti te hace mas caso…” cuando la abuela cambia totalmente. De una vieja terca a quien no se le ha presentado todavía ni con una cara positiva sale una abuela más tierna del mundo cuando consigue hablar con su nieta.

De aquí en adelante, en cambio, se puede caracterizar la abuela como empática, comprensiva, tolerante (cuando le sorprende a Maialen preguntando cuándo ella se va a casar con su amiga), melancólica y nostálgica (cuando empieza a contar porque le da rabia que las tías le hayan encerrado en un asilo). Además de estas caracteristicas agradables ella presenta su aspecto de armas tomar cuando se entera de que las tías quieren vender la casa que Amatxi ha alquilado a traves de una asociación de ayuda a migrantes. El tono alterable que la abuela tiene en su forma de conversar se realiza también firmemente educativo ”¿y tú conoces a las inquilinas?… Deberías hacerlo antes de pensar darles una patada en el culo”.

Quisiera relacionar este cambio radical del comportamiento de la abuela con el tema de un enfrentamiento de opuestos que está presente durante toda la novela en las formas siguientes: las personas que buscan el asilo frente a las autoridades que deciden quien puede entrar y quien no, el guardia bueno contra el guardia malo. Amatxi no quiere comunicarse con la gente algo ignorante versus la nieta en la quien ve una posibilidad de entendimiento y empatía. La nieta Maialen es un personaje tranquilo que sabe escuchar. Es ya por su orientación sexual que le encaja en un otro tema de la novela, que es la minoridad. La funcion de Maialen es intermediaria en el sentido de que la historia que la abuela cuenta va a través de Maialen hacia al lector. La obra es muy educativa en la cual Maialen toma el rol del estudiante y Amatxi, a su vez, junto a los demás protagonistas de los relatos secundarios es la educadora principal o, por lo menos, una gran parte de ella. El autor ha logrado muy bien, y de una forma natural, en ”esconder” el impacto educativo en las palabras de una abuela. Somos nosotros los que debemos escuchar a nuestra gente mayor. Ellos son los que cuentan las historias del pasado y muchas veces, lamentablemente, son los que han sufrido más que nosotros. El mensaje principal de la abuela de este relato es recordarnos escuchar y entender a la gente con quien compartimos el mundo.

¿Inmigración o no?

Aunque va a ser difícil, intentaré reflexionar objetivamente sobre la cuestión de inmigración en general. Primero de todo, hay que empezar con la obviedad que la inmigración, como ya hemos comprobado a través de los intentos de definir el concepto de la literatura de migración, es una cuestión que se puede analizar y observar, también, desde varias perspectivas distintas. Es un tema que en el discurso social de hoy, lamentablemente, suele tomar dos tonos demasiado polarizados; ¿es una amenaza o una posibilidad para la sociedad?

Resumido en general (y algo exagerado), los que consideran la inmigración como una posibilidad creen que la inmigración trae multiculturalismo a las sociedades que, a su vez, ayuda las personas de diferentes etnias entenderse mejor entre sí. La comprensión, la simpatía y el respeto entre la gente desde los distintos lugares de nuestro mundo son pilares fundamentales en la creación de una solidaridad sin fronteras. Los “pro-inmigratorios” entienden que todos estamos juntos en este planeta y todos deberíamos luchar contra la catástrofe ambiental. Estas personas saben que el mundo no es justo pero creen en una justicia igual y, tal vez, dedican sus vidas, o por lo menos una parte de ella, a un mundo más justo.

En el otro lado de la moneda tenemos los que consideran la inmigración como una amenaza para las sociedades. Los “contra-inmigratorios” temen que el multiculturalismo demuele las culturas y costumbres tradicionales. A causa de este temor, ven a los inmigrantes automáticamente con ojos negativos. De esta manera, es muy probable que no logre crearse comprensión, simpatía ni respeto entre la gente de la misma sociedad. Las personas con perspectivas negativas hacia la inmigración, también, saben que el mundo no es justo pero a diferencia de los “pro-inmigratorios” se conforman con esto defendiéndose, por ejemplo, con el argumento los fuertes sobreviven.

Otra vez, tengo que recordar que las descripciones de estos dos polares son muy estrechas y generalizadas. Las cosas no son tan simples. Seguro que cabe mucha gente en medio de este tipo de descripciones. Habrá gente que quiera hacer el mundo más justo y cree en los derechos humanos pero considera que el incremento de la inmigración como una solución no es la adecuada. O puede haber alguien quien quiera conservar su cultura y tradición pero no considera que la gente que viene de fuera las destruya. O sea, hay miles de maneras de opinar sobre las amenazas y posibilidades de la inmigración.

No obstante, no podemos ignorar los hechos. La migración no se va a parar ni reducir, si no que se va a incrementar y nosotros no podemos evitarlo. El calentamiento global causado por la rapidez del cambio climático está obstruyendo la agricultura y, de este modo, complica el acceso a la comida para una cantidad inmensa de personas. La hambruna cada año peor más las constantes guerras que nunca acaban van a obligar grandes masas de migrantes a moverse. Si no logramos acabar con las guerras, reducir calentamiento global o educar los países en desarrollo para desacelerar el crecimiento de población, vamos a tener que aprender a compartir lo nuestro, o simplemente dejamos que más y más gente se muera. ¿Cuál parece más ético?

Las culturas se van a cambiar, el idioma se va a cambiar, la calidad de vida se va a cambiar. Nosotros nos vamos a cambiar. Los cambios son siempre al mismo tiempo positivos y negativos. Para expresar mi opinión, es la pereza y debilidad del ser humano que nos dirigen a muchos hacia los aspectos negativos y es por ello por lo que muchos no quieren cambiar. Bueno, pensar y analizar lo negativo es, también, una manera de sobrevivir pero creo que mi mensaje queda claro.