Escritor visitante José Luis Rico

*

Este jueves (el 5 de diciembre) el poeta y traductor José Luis Rico nos dará una charla sobre su obra y otros temas de interés. El evento tendrá lugar de 12:15 a 13:45 horas en la sala 30 de Metsätalo (Unioninkatu 40) y estará abierto a todos los interesados. ¡Bienvenidos!

José Luis Rico nació en Ciudad Juárez, Chihuahua, México, en 1987. Ganó el Premio Chihuahua Vanguardia en Arte y Ciencias 2014 en la categoría de Literatura y el Premio Nacional de Poesía Joven Francisco Cervantes Vidal 2015 por el poemario Jabalíes.

*Fuente de la imagen: https://www.facebook.com/SivuvaloPlatform/photos/get-to-know-the-author-jos%C3%A9-luis-rico-carrillo-invited-to-conversation-creating-/1470344966433343/

Pensamientos de una escritora “chilestina”, Lina Meruane: Volverse Palestina

 

La introducción de la novela
La novela Volverse Palestina (2014) de Lina Meruane cuenta autobiográficamente la historia de la escritora. La obra consiste en tres partes. En la primera parte, La agonía de las cosas, la historia de su familia, cómo llegaron de Palestina a Chile, tiene un estilo reflejo e incluso un poco humorístico. Cuenta entre otros cómo se encontraron sus abuelos y cómo se mudaron a Chile alrededor del año 1915.   En la segunda parte, El llamado palestino, la narradora refleja sus raíces, habla de sus viajes alrededor del mundo y quiere regresar a Palestina.
La tercera parte, Palestina en pedazos, es la más larga y quizás más interesante. La narradora actualmente viaja a Palestina. Encuentra unas personas bastante interesantes y multidimensionales allí: una pareja cuya mujer Zima es palestina musulmana y el hombre Ankar/Munir el nieto de un judío y criado cristiano por su madre, luego converso de animismo y sikhismo y al final un converso a islam por Zima. También hay una mujer Maryam Abu Awad, la hija de la sobrina del abuelo de la narradora, que le cuenta a la narradora que el apellido originario de su familia no es Meruane sino Saba. También la narradora conoce a Ira, un hombre judío que está en la escuela judía-árabe y Alan y Anne, dos activistas en Gaza. Y las vecinas judías, las viejas Aviva y Moriah, ambas experimentado antisemitismo y por eso quieren defender a los palestinos. Aviva sobrevivió de un campo de concentración con sus padres y Moriah desciende de judíos rusos que huyeron de los pogromos. En el fin la narradora va a volver a casa y no sabe si ha vuelto o pueda volver nunca.

 

El marco teórico: el contexto histórico

En este ensayo utilizo el artículo de Tahia Abdel Nasser. El artículo examina representaciones de Palestina a través de paisajes culturales, políticos y literarios entre el mundo árabe y el latinoamericano, se concentra en Volverse palestina (2014) de Lina Meruane, donde la escritora chilena de origen palestino mira hacia atrás o atraviesa a Palestina. El aspecto central es la conexión entre Palestina y América Latina.
En cuanto al contexto histórico, según Jabra Ibrahim Jabra (apud Tahia Abdel Nasser) la pobreza grave que sucedió en Palestina hacia finales del siglo XIX causó que un gran número de hombres jóvenes de Belén (Bethlehem) emigraran a América del Sur y América Central. A principios de los años 1920, el efecto de la inmigración era claramente visible en muchos edificios y casas vacías cuyos propietarios se habían marchado desesperados y negligentes, lo que caracterizaba a cienes de casas y agros alrededor de la ciudad. Los que se marcharon de Palestina, buscaban prosperidad en América Latina. Simultáneamente, la presencia de las largas comunidades palestinas en Chile, Honduras y Argentina crearon vínculos históricos y culturales con Palestina. Dentro de estas redes sociales, escritores chilenos de linaje palestino han explorado estos vínculos más explícitamente y contribuido a las corrientes de literatura y cultura árabe-latinoamericanas. Por ejemplo, en Chile los escritores (como Mahfud Massis) han revisitado a estas redes sociales entre Palestina y América Latina, explorando las experiencias de desposesión y diáspora distintamente palestinas (Abdel Nasser 2017: 239).
En cuanto al contexto histórico, dice Abdel Nasser (2018: 240-242) a finales del siglo XIX había grandes olas migratorias a los Países latinoamericanos. El artículo se concentra en Chile, que según Abdel Nasser es hogar de la diáspora palestina más larga consistiendo de inmigrantes árabes de Beit Jala y Beit Sahour. En 2011 Chile reconoció el estado soberano de Palestina y en 2014 varios países latinoamericanos, incluyendo Chile, condenaron el ataque de Israel hacia Gaza. Esta solidaridad fue iniciada entre otros por las organizaciones de la diáspora palestina y grupos a la izquierda.
El contacto árabe-latino alcanza a tres olas migratorias del mundo árabe predominantemente de Levante a las Américas a finales del siglo XIX y a comienzos del siglo XX. La primera ola ocurrió durante el Imperio otomano (en 1860 y 1914), la segunda durante el mandato británico (1918-1948) y la tercera durante el establecimiento de Israel (1948 y 1967).  Los árabes que inmigraron del Imperio otomano con pasaportes turcos empezaron a ser llamados “turcos”.  Según Carol N. Fadda-Conrey (apud Abdel Nasser), en América Latina muchos inmigrantes árabes comenzaron a trabajar como buhoneros o dueños de tiendas pequeñas, pero lograron alcanzar prosperidad en sus nuevos países, aún manteniendo relaciones fuertes con sus países de origen. Entre otros en Chile, la diáspora árabe tenía papel en la vida política, cultural y económica. Los descendientes de inmigrantes árabes en América Latina exploran raíces palestinas y ofrecen más redes sociales de intercambio entre América Latina y el mundo árabe.

 

Marco teórico: cómo ve Abdel Nasser la novela Volverse Palestina

Lina Meruane (nacida en 1970) es descendiente de inmigrantes palestinos en Chile y una de las escritoras contemporáneas chilenas más prominentes. Meruane dedica su obra Volverse Palestina a su padre “que se niega a regresar” y as sus amigos Ankar y Zima “que se niegan a partir”.  En esta obra autobiográfica Meruane conmemora el viaje que hizo a Palestina en marzo 2012 para rastrear los orígenes de su apellido. Aunque la escritora no logra visitar la casa de su padre, su viaje le ofrece un vistazo a la historia poco sabida de la inmigración de sus abuelos a Chile. Volverse Palestina se concentra en la autora Meruane en Chile, la inmigración de su abuelo a América Latina y su propio viaje a Palestina.
Volverse Palestina se concentra en corrientes multidireccionales transatlánticas, rastreando migración árabe a América Latina y la vuelta de Meruane a Palestina. Cuando su padre recuenta la historia de su migración a América Latina, Meruane empieza a buscar las raíces de su apellido. Cree Meruane que su padre comenzó a ver atrás y retrasar de nuevo su historia en la ciudad chilena donde él creció y donde los nombres iniciales palestinos están inscritos en al alfabeto latino en las tiendas. Escribe Abdel Nasser que mientras los nombres de inmigrantes árabes fueron latinizados –por ejemplo, el Issa árabe llega a ser Salvador español – el abuelo de la escritora retiene el apellido además de los vínculos a Palestina. Meruane piensa que tiene que volver a la casa de su abuelo en Chile por la petición de su padre. Escribe Abdel Nasser (2018: 245): “ Meruane thinks to herself, “Empecemos a volver” (16; Let’s return) to her grandfather’s house in Chile at the behest of her father, the verb “volver” echoing a “return” to the land of her ancestors”.  Cuando la autora vuelve a la casa de sus abuelos y rumia la herencia de los palestinos en Chile, simultáneamente contempla la posibilidad de la vuelta a Palestina. Volverse Palestina ofrece un cuento de vuelta en español, y este cuento cuidadosamente rastrea las rutas entre Palestina y América Latina. También contribuye al corpus de Palestina en árabe y en inglés, iluminando otras experiencias palestinas: la migración palestina a América Latina y la vuelta palestina de la palestina chilena a Palestina (Abdel Nasser 2018: 244-248).

 

Mis reflexiones y pensamientos personales

La historia de la familia de Meruane parece ser como directamente de lo que escribe Abdel Nasser. El abuelo de Meruane emigró a Chile de Levante alrededor del año 1915, cerca de la primera ola migratoria de que habla Abdel Nasser.
Otro asunto interesante es la castellanización de los nombres: el abuelo de Meruane se llamaba Issa (que significa Jesús en árabe) y su abuela se llamaba Milade pero cambiaron sus nombres a Salvador y María. Una cosa muy irónica en la novela era el apellido; el abuelo había conservado el único rasgo palestino, el apellido Meruane, pero cuando la escritora va a Palestina, se entera que Meruane ni siquiera es el apellido original de la familia. También la familia de Meruane ha sido llamado “turcos” en Chile.

Un tema central en la novela es identidad. Meruane ha nacido y crecido en Chile y apenas habla árabe (salvo por ejemplo marjaba). Pero cuando pasa la novela, ha encontrado algo palestino en sí. Por ejemplo, cuando Meruane llega a Tel Aviv, las autoridades israelíes la sospechan y realizan acciones totalmente absurdos:

Llevo repuestos para mi máquina de insulina. Entre esos repuestos hay agujas, agujitas. Pero el supervisor se queda en la frase anterior o no conoce la palabra “needles”. ¿Qué máquina?, dice. Oigo la adrenalina subiendo como pito en su laringe. Me meto la mano entre las tetas y extraigo el aparato que me mantiene viva. (p.63-64)

Las autoridades israelíes piensan que incluso las máquinas de insulina son sospechosos, si pertenecen a una persona de origen palestino. La parte crucial donde Meruane realmente piensa en su palestinidad está en taxi:

El hombre-de-la-kipá acepta por fi llevarme aunque se sola. – – – Él dice, como hablándose de sí mismo, que no le entusiasma venir a Yafo. A ninguno de los taxis; no nos gustan los árabes, dice,  sombrío, asombrosamente franco, y a los árabes no les gustan los judíos.

Mis palabras salen con hastió. No se gustarán pero no les queda más opción que convivir porque nadie se va a ir de aquí. (p.102)

Sí, convivir es la única opción, ¿por qué no hacerlo en paz? En mi opinión Meruane intenta introducir gente que realmente lucha por paz. Por ejemplo, la pareja Ankar y Zima son un ejemplo de que dos personas de diferentes etnias pueden formar una relación. Y aunque la soberanía de Israel está clara, en la escuela Max Rayne en Jerusalén, los niños árabes y judíos pueden estudiar juntos. En la escuela hay un funcionario judío que se llama Ira, le cuenta a Meruane que hay padres judíos que quieren que sus hijos conozcan a los árabes, que crezcan con ellos, y a pesar de las diferencias (Ira me lanza una mirada reprobatoria) terminan por amistarse (p.88).
También es emocionante leer de los activistas norteamericanos Alan y Anne quienes trabajan con una tropa de israelíes y palestinos contrarios a la integración propuesta por ciertos sectores y a favor de la convivencia entre dos pueblos distintos, donde nadie se vea forzado a renunciar a lo propio ni al derecho de reclamo (p.94). Alan le dice abiertamente a Meruane que antes él fue sionista. Y no un sionista “ligero” sino un sionista de esos que quieren expulsar a todos los palestinos de sus tierras, de esos que creen que Dios les ha dado el derecho exclusivo a esas tierras. Es increíble como un sionista de ese tipo pueda llegar a ser un activista que lucha por paz. Si se habla de la gente que lucha por paz, no hay que olvidar a las viejas vecinas Aviva y Moriah de quienes he hablado en la introducción de la novela y  quienes han aprendido qué es opresión (holocausto, pogromos) y la quieren prevenirla en el mundo de hoy en día.

De todos modos, Volverse Palestina es una novela que pone al lector (o en mi caso, a la lectora) a pensar en la situación en Palestina e Israel. Claro, no la puedo solucionar, pero puedo ser consciente de lo que está pasando en esta esquina del mundo.
Quiero terminar este ensayo en dos frases pequeñas: Paz con vosotr@s:

Shalom aleichem
Salam aleikum

 

Image result for shalom salam

 

-Amina Saara Soliymani-

 

Fuentes:

 

-MERUANE, Lina (2014): Volverse Palestina

 

 

-NASSER, Tahia Abdel (2018): “Palestine and Latin America: Lina Meruane’s Volverse Palestina and Nathalie Handal’s La estrella invisible“. Journal of Postcolonial Writing, 54:2, 239-253.

 

-IMAGEN: https://www.teepublic.com/es-mx/pegatina/1856395-shalom-salam-peace

Y un cuarto artículo

Este cuarto (y, por el momento, el último) artículo recomendado sobre Volverse Palestina trata, entre otras cuestiones, el proceso de publicación de la obra, que cuenta con por lo menos cuatro versiones diferentes:

GRAS, Dunia: “En el nombre del padre: Volverse Palestina. Volvernos otros, de Lina Meruane, versiones de una obra en marcha”. Revista letral, 22, 2019, 169-198.

Un tercer artículo

Os recomiendo también un tercer artículo que puede ser de ayuda a la hora de analizar Volverse Palestina, tiene mucho que ver con varios temas que discutimos hoy en clase (por ejemplo, el de ‘las raíces’ versus ‘las rutas’ y la cuestión de la identidad):

BOURNOT, Estefanía: “Rutas y encrucijadas: cronotopos de la narrativa contemporánea latinoamericana”. Anales de Literatura Hispanoamericana, 2015, 44, 139-148.

“Si bien es evidente que la literatura de las últimas décadas ha ampliado el marco de referencia hacia fuera de los límites del estado-nación, no significa que por ello queden anulados los vínculos con lo local, sino que lo local ya no es mero aferramiento al suelo, sino una forma de entender, de sentir, de imaginar, que puede estar atravesada, influenciada y proyectada hacia varios y diferentes paisajes.”

“la literatura [hispanoamericana contemporánea] reelabora poéticamente algunas nociones estáticas como la de identidad, cultura y nación, privilegiando espacios de contacto y figuras móviles.”

Artículos sobre Volverse Palestina

En la próxima clase hablaremos sobre Volverse Palestina de Lina Meruane. Si queréis leer también algún artículo sobre la obra, os recomiendo los siguientes:

He encontrado también una tesis de máster sobre la obra titulada An Unsettled Return: Memory and Self-Identity in Lina Meruane’s Volverse Palestina (de Rachel Abide Zein, University of Texas at Austin) y un artículo titulado “En el nombre del padre: Volverse Palestina. Volvernos otros, de Lina Meruane, versiones de una obra en marcha” (de Dunia Gras Miravet, publicado en la Revista letral, 22, 2019).

Os dejo aquí también una entrevista a Lina Meruane, en la que habla también de Volverse Palestina (hasta 10:45 min.):

La ironía y sátira social en la novela La fila india

¿Su viaje es de placer?

-No.

La fila india (2013), novela escrita por Antonio Ortuño cuenta de las violencias contra los migrantes en México. La protagonista de la obra es la funcionaria llamada Irma que empieza a trabajar en la ciudad de Santa Rita. Quiere creer en lo bueno de la humanidad, pero se le va relevando que no todo es lo que parece y que la naturaleza humana tiene muchas caras.

Esta novela retrata la sociedad y sus problemas de manera muy inteligente y perspicaz, aprovechando recursos satíricos e irónicos para transmitir el mensaje y para influir en el lector. Según Tieteen termipankki, la sátira es un recurso, en este caso literario, con que podemos moralizar indirectamente, por ejemplo, estados, pueblos, instituciones o clases sociales. A través de esta moralización, tenemos la posibilidad de prestar atención a algunos problemas sociales que están presentes en la actualidad. La ironía, a su vez, es un juego de contrariedades que también de manera indirecta revela la verdad.

Podemos ver rasgos de la sátira contra las instituciones en el caso del nuevo Delegado. Este ejemplo nos muestra la facilidad con que se puede sustituir a un burócrata por otro y en realidad nada cambia ‒la espiral de la violencia y corrupción sigue ejerciéndose‒. En otras palabras, los burócratas son solo piezas en el gran engranaje del sistema en que cada uno tiene su función, y sirven a un propósito más grande. 

Otro ejemplo de este tipo de sátira son los informes escritos por Vidal y publicados por la Comisión Nacional de Migración (Conami). Por una parte, estas versiones oficiales sobre los acontecimientos violentos sí tienen que tener una forma uniforme y coherente, pero, por la otra, ilustran muy adecuadamente el disfuncionamiento de la política que muchas veces está llena de palabras vacías y promesas gloriosas. Más adelante en la novela, cuando nos enteramos de que es Vidal que está detrás de la violencia, estos informes llegan a tener una pinta satírica. Es un lobo con piel de oveja, persona de doble cara, que refleja la corrupción presente en la sociedad. Cabe añadir que incluso el propio nombre de la Conami tiene su versión satírica: la Conamierda.

La hipocresía de Vidal nos muestra la inversión de papeles de cómo los buenos son realmente malos. Otro ejemplo de esta inversión y el juego de contrariedades es el ex-marido de Irma. Es un hombre educado e intelectual, humanista incluso, pero actúa de manera asquerosa hacia los migrantes. Este personaje nos recuerda que cualquiera de nosotros puede tener un lado oscuro.

En cuanto a la sátira relacionada con las clases sociales, la novela habla de manera punzante de los nombres de niños mexicanos. Se menciona que los niños pobres tienen nombres americanos como Jay, Chad o Lizibeth. Por lo tanto, las familias pobres glorifican lo americano y lo imitan tanto como sea posible. Aparte de mexicanos pobres, también los centroamericanos tienen nombres similares. Y en América Central hasta los gatos se llaman así. Al contrario, los nombres de los niños ricos son de tipo Eduviges, Aristeo o Petra, pero, irónicamente, estos nombres, que ahora son cultos y nobles, hace una década solían ser nombres de gato. Curioso caso, el de nombres. 

La glorificación irónica de los Estados Unidos de que habla el autor alcanza también otros campos de vida. Por ejemplo, la ropa comprada en outlets texanos es obviamente de mejor calidad, la Coca-Cola tiene mejor sabor y su burbuja es perfecta. Incluso el papel higiénico californiano tiene un toque diferente. Dicho de otro modo, los Estados Unidos son una Disneylandia eterna donde los sueños se hacen realidad y donde todo es automáticamente mejor, mientras que México ‒y sobre todo Centroamérica‒ es un lugar oscuro y lleno de problemas; un lugar que está lejos de la utopía americana. Quizás esta utopía esté demasiado lejos, puesto que se titula un capítulo de la novela ‘’Santa Rita, lo que se da no se quita’’. Podemos ver este título de manera irónica, de modo que si uno nace como mexicano o centroamericano, lo será siempre y no podrá quitar este estigma.

Además, el título mismo de la novela encierra ironía en sí. Como argumenta Ortuño en una entrevista, la fila india se puede referir a los migrantes centroamericanos que marchan hacia el norte, como si fueran hormigas que buscan remedios para sobrevivir. Otro ejemplo de la ironía con un pellizco de sátira es el primer capítulo de la obra. Compuesto de un diálogo de solo dos líneas, este capítulo capta mucho más que sus meras palabras. Podemos entender el significado de estas palabras solo en el desenlace de la novela: en el mundo de migraciones y huidas no hay viajes de placer.

En conclusión, la novela entera es una crítica en contra de la sociedad mexicana. No obstante, detrás de las fronteras nacionales, también hay crítica contra la mente humana en general. Con la ayuda de la sátira e ironía, el autor ilustra problemas sociales con mucha perspicacia y nos hace pensar en las cuestiones eternas de la humanidad y su cara oculta.

 

Referencias:

Ortuño, Antonio (2013): La fila india. Primera edición. México: Editorial Océano de México.

Entrevista con Antonio Ortuño. [disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=hG-9m1A6X_4, consultado el 19.11.2019].

Tieteen termipankki: Ironia. [disponible en: http://tieteentermipankki.fi/wiki/Kirjallisuudentutkimus:ironia, consultado el 18.11.2019].

Tieteen termipankki: Satiiri. [disponible en: http://tieteentermipankki.fi/wiki/Kirjallisuudentutkimus:satiiri, consultado el 18.11.2019].

 

Anticipación narrativa en la Fila India

Los refugiados habían llegado en México. Allí estarían salvados, sin peligros o amenazas. Sin embargo, “llevaban un día entero en México y tenían miedo”. Una noche algunos “visitantes” quemaron su albergue. Resultó cuarenta refugiados muertos.

La trabajadora social Irma ha obtenido el empleo en la Comisión Nacional de Migración. “Le dieron el lugar de Gloria”. Gloria era anteriormente la trabajadora social de Conami en Santa Rita. Pues, la mataron. Irma ha venido a México con su niña pequeña que también se llama Irma.

Uno de los sobrevivientes del incendio era Yein, pero su marido hubo muerto en el albergue. El personal no había podido encontrar ningún pariente de Yein. Irma quería ayudar a ella. A Yein que primero no hablaba nada sino “abría la boca sólo para respirar”. Durante su viaje o huida a México fue violada. Se la habían robado, también. Cuando Yein se encontró primera vez a Vidal, el colega y vecino de Irma, “la centroamericana temblaba”. Luego, Irma se entera que Vidal es el traidor.

La situación de los refugiados en Conami parecía desolada. Las condiciones de vida eran miserables. La única cosa que le importaba a la Delegación de Conami eran las relaciones públicas. No le importaba mejorar las condiciones o aclarar crímenes hechos en Santa Rita. El Departamento de Prensa preguntaba de Vidal en un email: “¿Qué te pareció nuestro boletín?”

El periodista Joel Luna empezó a investigar la violación, el abuso y la corrupción en Santa Rita. Durante la investigación, cuando Irma estuvo bebiendo café pensó ella: “El sabor del café me parecía más dulce de lo habitual”. Más brillante nunca se ponía la escena en Conami. El periodista logró averiguar la corrupción y la confabulación con los atacantes de Conami. El culpable era un delegado de Santa Rita. Pero, el trabajo de Joel Luna se interrumpió. Así como su vida.

Yein disfrutó de su venganza al matar el autor de su abuso. Después del hecho piensa: “Todo salió mal. Todo resultó perfecto.”

En el fin, Vidal “la puta República” de Santa Rita mata a Yein. La da a Irma dos días para escaparse de México. En el aeropuerto Irma y su hija eran “las primeras en la fila. Y las únicas”.

 

Algunos temas de la novela La Fila India

La Fila India, escrita por Antonio Ortuño y publicada en 2013, cuenta la historia de una trabajadora social mexicana que se instala en una pobre ciudad, Santa Rita, México, a trabajar un caso específico en la Comisión Nacional de Migración, CONAMI. La función de Irma es tratarse con los deudos de las víctimas de un ataque terrible contra un albergue de migrantes donde decenas de personas fueron quemadas y otras decenas heridas. Irma empieza a oler la chamusquina de la honestidad de la gerencia de la comisión y descubre que demasiados rastros conectan la gerencia con la criminalidad organizada. En la presente se analizará y presentará algunos temas del libro.

El tema número uno de la novela es, sin duda, la migración que en sí contiene un peligro constante, condiciones pésimas y violación extrema contra los migrantes. La forma con la cual se describen la violación y la inhumanidad alrededor de la migración, da una sensación al lector que este tipo de noticias horriblemente violentas en la sociedad de la novela, México, sean normales. Lamentablemente, la vida real de los migrantes no es mucho mejor que en la novela.

Otro tema puede ser la injusticia mundial, la razón principal para la migración. La novela satírica resalta el papel del propio ser humano en la realización de un mundo injusto. Los que tienen poco, quieren más para sobrevivir (los migrantes), al contrario a los que ya tienen lo suficiente pero siempre quieren más e intentan conseguirlo por cualquier medio necesario (los criminales y corruptos). La manera administrativa de varios cargos oficiales es el objetivo de la sátira. Según la historia de la novela, el trabajo más importante de la gerencia de la delegación de CONAMI es cubrir y minimizar la mala publicidad.

Además de la corrupción e criminalidad organizada, el tema de la injusticia en la novela se realiza en diferentes formas. La variación de las condiciones de vida se puede contemplar en un mapa geográfico de las Américas. Son los centroamericanos (salvadoreños, hondureños etc.) que quieren subir, tanto físicamente como económicamente en este espectro donde el sur significa malo y el norte significa esperanza.  Desafortunadamente el peligro real de un migrante dura todo el camino. Y siempre, en la vida real, no se halla una esperanza en los Estados Unidos, aunque son los gringos quienes crearon Disneylandia. Esta “jerarquía geográfica” se puede relacionar con el último tema de este análisis.

Según una publicación de Okdiario, una posible teoría para el origen de la frase ir en fila india es que la locución proviene de la manera en que los indígenas americanos solían jerarquizar la fila familiar en que andaban; primero el cabeza o líder de la familia y detrás el resto en orden según su estatus en el seno del grupo. Según dice otra teoría de la publicación, los indígenas caminaban en una misma fila para crear senderos que todavía no existían. Sin embargo, en la novela el autor describe idiomáticamente la visita del funcionario alfa usando la primera teoría sobre el origen de la frase fila india cuando se refiere a la forma en que avanzan los funcionarios. El que tiene más poder va delante, los demás andan detrás en “una jerarquía que les ha sido remarcada a hierro y fuego en traseros y lomos” (la pág. 63). El poder, o la propia jerarquía del poder, es el último tema.

Se podría analizar muchos más temas sobre el libro, como por ejemplo, la venganza (Yein y la salvadoreña), el machismo (en general), la peligrosidad de una persona empáticamente enferma (el padre de la hija de Irma, Vidal) la trata de personas (La Sur, Los Rojos, Las Piolas), el racismo (en general). Lingüísticamente, los mexicanismos y la variación diastrática de las expresiones y la lengua idiomática, sobre todo las metáforas del reino animal serían temas interesantes.

Cabe añadir que todos los temas toman un tono negativo, o lo son. De esta manera, la novela está negativamente cargada, lo que en sí es una razón por la cual la historia de la novela, por haberle provocado fuertes emociones al lector, le puede, también, fácilmente enganchar a la lectura.

No obstante, el lenguaje es bastante peculiar y dialectal, lo que, a su vez, afecta la experiencia lectora de un hablante no-nativa del español. Sin duda, esta novela requiere otra lectura si la primera se lee en un período relativamente corto. Algunas palabras se quedan sin consultar el diccionario y esto puede dificultar la representación mental de los lugares, ambientes y  acontecimientos. También, no es imposible que la falta de conocimiento de algunos procedimientos de la Comisión de Migración u otros cargos jurídicos en México dificulte la lectura. De todas maneras, el libro con su historia chocante le invita al lector a estudiar y profundizarse en el tema principal, la migración.

Fuentes:

https://okdiario.com/curiosidades/origen-del-termino-fila-india-2275641 (lo siento)

La fila india en La fila india por Antonio Ortuño

El autor mexicano Antonio Ortuño, nacido en 1976 en Guadalajara, empezó su carrera como periodista, pero amplió su ámbito a la novela, en la cual ya cuenta con publicaciones como El buscador de las cabezas (2006), Recursos humanos (2007), La señora rojo (2010), La fila india (2013) y Méjico (2015) (Granta).  Asimismo, se ha dedicado a publicar relatos breves y sigue publicando artículos en revistas culturales como Letras Libres y La Tempestad.

En La fila india, Ortuño, descendente de exiliados españoles, abarca la situación grave de todas las personas de la zona de Centroamérica que procuran atravesar México para llegar a Estados Unidos y encontrar nuevas oportunidades de vida. Entre varios temas de la obra, como la migración, la crueldad y la naturaleza humana,  la violencia y la justicia, uno de los temas resaltantes es la jerarquía entre humanos. A continuación, trataré este tema, que aún hoy en día está tan evidentemente presente en nuestras sociedades, pero que al mismo tiempo es un tabú.

La jerarquía está presente en la novela de varias maneras y en varios niveles. Para empezar, el título de la obra La fila india (“fila que forman varias personas una tras otra” (RAE)) se refiere a ella. Esta expresión surgió cuando los españoles al llegar a América vieron la fila que formaban los indios al avanzar en la naturaleza espesa, uno tras otro, liderado por el hombre de la comunidad con más experiencia (educación.tv). Además de en el título, esta expresión también es usada en algunas ocasiones dentro de la narrativa. Luego, más allá de la expresión usada en el título, la jerarquía que se ha establecido y mantenido en nivel mundial se expone y está representada en niveles en la novela:

– en general el mapa mundial: Norte – Sur

– E.E.U.U. – México

– México – Centroamérica

– dentro de México: Norte – Sur

– en Santa Rita: Mafia – Conami – inmigrantes

– personajes: Biempensante – La Negra; Biempensante – la flaca (la hondureña)

Primero de todo contemplamos una jerarquía muy conocida e incluso reconocida: la jerarquía del mapa mundial, el Norte vs el Sur y, sobre todo, los E.E.U.U. como punto de referencia, al cual en la novela se refiere como “Disneyland”. Los mexicanos y los centroamericanos, todos quieren viajar allí para poder vivir una vida mejor. En segundo nivel tenemos los polos E.E.U.U. y México. Cuando La Negra, al final de la novela, por fin logra viajar a los Estados Unidos elige una ciudad con lo menos mexicanos posible, porque está consciente de que su país y compatriotas están mal vistos entre los estadounidenses, no solo debido a que son del sur, sino que a través de su país millones de migrantes entran al país del Disneyland. A este nivel podemos también incluir la imagen que los europeos, más concretamente los españoles en este ejemplo, tienen de las personas llegadas de México y América del Sur según el Biempensante, el padre de la hija de La Negra: “Estuve en Barcelona y cuando saben que eres mexicano te tratan mejor. Mejor que cuando creen que eres ecuatoriano.” (53).

En tercer nivel tenemos la situación dentro de México: la falta de respeto, el desprecio y el maltrato de los centroamericanos que llegan y atraviesan el país y la diferencia socioeconómica entre el norte y el sur del país. En cuarto y último nivel tenemos los acontecimientos de Santa Rita: esta jerarquía está ilustrada a través de varios personajes y, evidentemente, de la narrativa en sí: la mafia mexicana de tráfico humano, Conami que en vez de proteger a los inmigrantes colabora con la mafia, el sudamericano del bar, y el Biempensante que, primero de todo llama a la madre de su hija La Negra y, por segundo, tiene una mujer hondureña como esclava sexual.

La obra de Antonio Ortuño es cruel por el estilo brutal y macabro, pero necesaria por el tema tan presente pero evitado en nuestra ciudad. No nos esconde nada, sino nos intercala sin censura lo que está y podría estar pasando en México y Centroamérica y no solo allí, sino en todas las partes del mundo donde los estados quieren proteger sus fronteras a costo de millones y millones de muertos.

Referencias:

Antonio ortuño. Granta Magazine, Disponible en https://granta.com/contributor/antonio-ortuno/

ASALE, R.Fila | diccionario de la lengua española. Disponible en https://dle.rae.es/fila

educAccion.tv » blog archive » en fila india. Disponible en http://educaccion.tv/archivos/5245

Ortuño, A. (2013). La fila india. Mexico: Océano exprés.

Todos hemos hecho alguna vez una fila india

Después de la lectura de La fila india de Antonio Ortuño, me he dedicado a investigar un poco más en temas relacionados con los paratextos. Me encanta analizar los pequeños detalles que los autores van dejando a sus lectores. Y todo empieza por un buen título y portada. Mi intenciónpara este trabajo es profundizar en los paratextos de la novela La fila india.

Observé que el ejemplar que leí no tenía uno de los paratextos más importantes, no tenía portada. Tenía en mis manos un libro en blanco y negro, que apenas decía nada. Por lo que me puse manos a la obra y empecé a diseccionar a “mi paciente”.

Antes de esta operación, resumiré el argumento. Al tratarse de una novela coral tiene una característica importante y es que se presentan varios personajes conectados en el conjunto de la novela y todos con la misma importancia y protagonismo.

Así que no es fácil resumir el argumento principal como uno solo, sino que hay varios. Todos ellos confluyen en o están ligados a un mismo punto, el pueblo de Santa Rita.

Una migrante ilegal que llega a bordo de “la Bestia” el tren de mercancías que transporta ilegales desde Centroamérica hasta la frontera de México con EE.UU. Una funcionaria que va a parar a Santa Rita por trabajo, para ayudar a las deportaciones de unos migrantes ilegales. La pareja de esta funcionaria que se aprovecha de los migrantes ilegales. La migrante ilegal que tiene este hombre en su casa como esclava sexual. La corrupción de los funcionarios de Santa Rita. El periodista que intenta sacar a la luz una buena noticia. La sociedad que mira hacia otro lado.

Volvamos de nuevo a los paratextos. Antes de comenzar el tema de análisis, conviene mencionar de manera sucinta, qué son los paratextos. “Un discurso auxiliar, al servicio del texto, que es su razón de ser”. Así fue cómo lo definió Genette, considerado como uno de los padres de la narratología. Su finalidad es aportar más información sobre la obra en cuestión y organizar su estructura. G. Genette organiza su descripción de los elementos que integran el paratexto a partir de las clásicas preguntas: ¿quién?, ¿cómo?, ¿dónde?, ¿cuándo?, ¿para qué?

Atendiendo a estas preguntas se pueden clasificar los paratextos en: paratexto icónico (ilustraciones, esquemas, fotografías, variaciones tipográficas, diagramación, etc.); paratexto verbal (título, prólogo, índice, referencias bibliográficas, notas al pie, etc.).

Otra posible clasificación sería: paratextos a cargo del autor (en muchas ocasiones es él quien redacta el prólogo, las notas aclaratorias, los índices, los títulos y subtítulos, la dedicatoria, la bibliografía, los glosarios y los apéndices); paratextos a cargo del editor (solapas, tapas, contratapas, las que constituyen lugares estratégicos de influencia sobre el público, ilustraciones); paratextos a cargo de un tercero (en algunos casos, los prólogos son escritos por personalidades reconocidas, en ciertos libros aparecen comentarios, glosas, notas al pie hechas por especialistas con el propósito de explicar o aclarar algunos aspectos, con el propósito de facilitar la comprensión. Algunos paratextos, como el título del libro y el prólogo, pueden ser el resultado de “negociaciones” entre el editor y el autor (“Los paratextos como guía de lectura”).

Los paratextos en la obra La fila india

Portada: Con tan solo una ojeada es más más que suficiente, para apuntar tres datos sustanciables.

Uno, el color, rojo bermellón. El color de la sangre, de las pasiones, de la fuerza, de la valentía, pero también de penas, asesinatos, homicidios, masacres. La elección de este color no ha sido al azar, bien estudiada para que el lector se sienta cautivado. Si tenéis tiempo, acercaos a una librería y mirad si hay muchos libros con portadas de un color tan llamativo. No creo que muchos opten por esto, ya que es otra manera de romper la estética y el decoro de las normas de la escritura. Ortuño, desde el comienzo rompe los moldes.

Segundo dato, . Según el Diccionario panhispánico de dudas. Se usa para agrupar, generalmente ideas. Pero ¿y si aquí se ha añadido por su significado literal de agrupar? ¿Agrupar a los migrantes? ¿Agrupar a la sociedad en distintas clases sociales? Da mucho para reflexionar.

Tercer dato: La imágenes de la fila de hormiguitas y el tren que parece que las va a aplastar. Las hormigas son insectos que viven en colonias, que poseen una sociedad estratificada, que son capaces de sacrificarse por el bien común. También existe la expresión “ser alguien una hormiga con un significado de ser ahorrador y laborioso. Todas estas características se las podría aplicar perfectamente a los migrantes descritos en la novela. No olvidemos el tren, “la Bestia” como lo llaman los migrantes, que es capaz de llevarte por delante, sin miramientos. Pero, aparece una pequeña rendija en la verja de púas por las que las hormiguitas pueden escaparse de ese fatal destino. ¿Quizás un rayo de esperanza para tanto dolor y sufrimiento?

Título: La fila india. Es una frase que se usa hoy en día sin apenas percatarnos de su origen. ¿Cuándo nos ponemos en fila india? Cuando somos pequeños en el colegio, aguardamos en fila india para salir al recreo, Cuando vamos a un concierto, hacemos la cola; cuando vamos a comprar, esperamos nuestro turno; cuando vamos a pedir ayuda en la cola del paro, aguantamos horas y horas. Siempre hay al final de la fila o de la cola un fin. Y para estos migrantes, su fin es EE.UU. Da igual las penumbras que les sucedan a lo largo de su camino. Ellos como hormiguitas seguirán los rastros para alcanzar su sueño.

Dedicatoria: creo que no es una parte a destacar, pues en ella dedica el libro a varias personas en concreto sin apellido. Estas personas saben que han sido importantes para el autor. Luego aparecen dos dedicatorias a la memoria de dos personajes con nombre completo. Una de ellas es Daniel Sada, poeta, periodista que quizás haya influido es su forma de escribir. La otra persona me desconcierta un poco Sergio Arredondo. Las coincidencias que obtengo en el buscador me llevan “la caravana de la muerte, 1973, Chile” condenado por delitos de lesa humanidad. Quizás este no sea el Sergio Arredondo al que se refiere el autor, quizás sea un amigo suyo.

Epígrafe, El autor ha optado por dos pequeños epígrafes. El primero de ellos es una estrofa de la canción “They Walked in Line” del grupo de post-punk inglés, Joy Division “They carried pictures of their wives, And numbered tags to prove their lives, They walked in line, They walked in line, They walked in line”. Con estas cinco líneas ya puedes hacerte una idea de lo que están pasando esas personas.

El segundo epígrafe es la frase final de la obra de teatro Tambores de noche (estrenada en 1922) de Bertolt Brecht. “Todo esto no es más que puro teatro. Simples tablas y una luna de cartón. Pero los mataderos que se encuentran detrás, ésos sí que son reales” Representa una imagen y clara. Detrás de las apariencias hay crueldad. Después de la lectura de la novela de Ortuño, entiendes o tal vez crees entender por qué quiso este epígrafe.

También quisiera comentar que los propios títulos de los capítulos son una parte importante de los paratextos del libro. Te ayudan a ir encajando las piezas de la novela coral. Un dato llamativo que quiero resaltar es el epígrafe del primer capítulo “la negra” y del último capítulo “última negra”. Todo tiene su significado cuando cierras la novela y te quedas pensando. “La negra” deja de ser “la negra” para ser otra persona, se desvanece, se la lleva el viento.

Con esta pequeña disección de los paratextos de la novela La fila india espero que nos haya ayudado a entender la importancia de saber leer más allá de las líneas de una obra. Hay que poner atención a los detalles que los autores, nos dejan.

Un saludo,

Lucia 😊

Bibliografía

  • Alvarado, Maite. Paratexto (2006). Buenos Aires EUDEBA.
  • Cervantes, B. (2016). Textos y paratextos en los libros infantiles / Gemma Lluch Crespo | Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. com. Retrieved 19 November 2019, from http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/textos-y-paratextos-en-los-libros-infantiles–0/html/361ad18e-783d-4c44-be20-83a92e797681_2.html
  • La estructura de un libro. Retrieved 19 November 2019, from http://rigortextual.com/blog/estructura-de-un-libro
  • Los paratextos como guía de lectura. ar. Retrieved 19 November 2019, from https://www.educ.ar/dinamico/UnidadHtml__get__20c3a89c-7a0b-11e1-83aa-ed15e3c494af/index.html
  • Los paratextos. Retrieved 19 November 2019, from https://prezi.com/2ga4ilaplach/los-paratextos/