Un sindicato noruego financia la apertura de fosas del franquismo

El diario Público sacó hace unos días un artículo sobre las fosas del franquismo:

“Cada nación tiene que hablar de su historia y no ocultarla”

Miembros del sindicato noruego que donó 12.000 euros para abrir fosas del franquismo se han reunido con el hermano de un desaparecido cuyos restos se recuperaron el pasado verano gracias a ese respaldo económico.

Miembros del sindicato noruego que ha donado dinero para abrir fosas, con el hermano de un desaparecido.  ÓSCAR RODRÍGUEZ

Foto: Miembros del sindicato noruego que ha donado dinero para abrir fosas, con el hermano de un desaparecido. ÓSCAR RODRÍGUEZ

MADRID.- En el otoño de 2013, representantes de la mayor confederación sindical noruega de electricistas, EL&IT, que aglutina a 38.000 miembros, viajaron a Madrid para conocer el impacto de la crisis económica entre los trabajadores españoles. Para comprender la complejidad de la situación presente, consideraron necesario ahondar en el pasado, en la historia reciente del país. Así, miembros de UGT y de Comisiones Obreras pusieron en contacto a la delegación noruega con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).

“Nos hablaron de la Guerra Civil y de los casos de desaparecidos en cunetas. Fue algo emocionante porque entendimos muchas cosas”, reconoce el portavoz del sindicato, Henning Solhaug, de 63 años y ascensorista de profesión. Cuando regresaron a Noruega se preguntaron “¿cómo vamos a dejar así a nuestros anfitriones?”, y se organizaron para aprobar una donación de 100.000 coronas (12.000 euros) que han entregado a la ARMH en dos fases para recuperar restos de desaparecidos en cuatro fosas del franquismo.

Con ese dinero se localizaron, el pasado julio, los restos de Perfecto de Dios, asesinado tras una refriega con la Guardia Civil en 1950. Los representantes del sindicato noruego se encontraron con Camilo, el hermano de Perfecto, el pasado viernes en Ponferrada, y pudieron comprobar los resultados del respaldo económico otorgado al colectivo de víctimas a través de la visita al laboratorio donde técnicos de la ARMH examinan restos de desaparecidos.

“Es difícil entender que no sea el Estado quien se esté encargando de esta tarea, sobre todo cuando parece que sí está ayudando a recuperar restos de soldados de la División Azul“, expresa Solhaug, al mismo tiempo que subraya la importancia de otorgar a la gente “posibilidades para aprender, para conocer la historia y poder avanzar tras la dictadura”.

[Lee aquí el resto del artículo.]

Leave a Reply