El vano ayer trae preguntas sin respuesta: Interpretación del pasado en la novela de Isaac Rosa

El vano ayer busca denunciar la impunidad de la represión en la época del franquismo. La novela intenta rescatar todas las historias censuradas e ignoradas, además de presentar todos los puntos de vista, y denunciar las violaciones contra los derechos humanos como actos ilegales, que aún tienen repercusiones en la sociedad actual. Sin embargo, el propósito de Rosa no es reivindicar a las víctimas o darle la oportunidad a los vencidos de poder ser escuchados, su objetivo es llamar la atención sobre los temas irresueltos del franquismo. Continue reading

Torturas a menores en los internados del franquismo

Os dejo aquí un artículo publicado en La Marea:

Un documental desvela las torturas a menores en los internados del franquismo

Un sacerdote junto a niños internados en Llars Mundet, en Barcelona.
“Me quemaban el culo con velas y me restregaban ortigas por mis partes por orinarme en la cama”; “lo que le hice a este señor sé que se llama felación, pero yo entonces no tenía ni idea”; “pensé en suicidarme. Que un niño con 12 años piense en eso es muy duro”. Son algunos testimonios de los centenares de miles de niños y niñas que pasaron gran parte de su infancia, cuando no toda, encerrados en internados y centros de beneficencia durante el franquismo y los primeros años de la democracia. Allí fueron víctimas de palizas, violaciones, trabajo esclavo y vejaciones, en unos centros que el régimen utilizaba para su propaganda. Unas dramáticas experiencias vitales que quedaron sepultadas por el silencio y que recoge el documental Los internados del miedo, realizado por dos de los periodistas que más han documentado la barbarie de la dictadura en España, Montse Armengou y Ricard Belis, y que este martes estrena el programa Sense Ficció de TV3.

Los testimonios que han podido recabar destacan por su crueldad y evidencian la impunidad con la que órdenes eclesiásticas que cobraban por cada niño que acogían, e incluso funcionarios del Estado, actuaban contra unos menores que no tenían manera de defenderse ni denunciar. “Me llevaron a Sant Boi. A veces yo le contestaba a la monja y me castigaban con electrochoques, pero no porque estuviera loca, sino como castigo”, relata en la cinta Julia Ferrer, sobre su experiencia en la Casa de la Caridad de Barcelona. “Venía el sacerdote con la mano bajo la sotana, tocándote y tocándose él, teniendo un orgasmo. Y a este mismo señor al día siguiente lo veías dando misa a las 8 de la mañana. Mi creencia en Dios quedó trastocada”, explica Joan Sisa, que pasó varios años en las instalaciones Llars Mundet de la capital catalana, un internado inaugurado por Franco para acoger a niños procedentes de familias desestructuradas.

Algunos de los afectados dan fe de la explotación laboral a la que fueron sometidos. “Yo fui vendido. Me sacaron del colegio y me llevaron a León a cuidar ganado a los montes completamente solo, con 13 años”, cuenta José Sobrino, uno de los afectados. “Nos hacían lavar de la mañana a la noche con sosa. Me quedaron las manos llenas de agujeros, con sangre y pus. En el colegio éramos esclavas”, afirma Isabel Perales sobre sus años en el centro religioso Ángeles Custodios de Bilbao.

TítolOtros testimonios relatan palizas cotidianas y vejaciones delante de los demás niños. “Un aspecto en el que hemos incidido bastante es en que no se trataba de castigos que se estilaban en la época, como podía ser pegar con una regla en la mano en la escuela, sino que rayan la tortura: los apaleaban de forma cruel, los humillaban en público, de manera que les han quedado secuelas terroríficas o les daban una comida infecta y si vomitaban les obligaban a comérselo, con el discurso aquél de ‘con el dinero que nos costáis y lo que hacemos por vosotros’”, expone Armengou. “Estamos hablando de mucha maldad, de mucho desprecio. Y un impacto muy fuerte para nosotros ha sido comprobar que este tipo de abusos tuvieron su auge en los 60 y 70, pero también se produjeron a principios de los 80. Con la amnistía del 77 mucha gente salió a la calle, pero en cambio estos niños continuaron encerrados en una especie de cárceles”, apunta.

La extensión del fenómeno

“El régimen franquista se encargaba de la beneficencia y la asistencia social, pero en la mayoría de casos era una beneficencia falsa, con ánimo de adoctrinamiento y formación ideológica. Además, había sido el régimen el que había creado esa situación: niños desvalidos porque los padres estaban en las cárceles, o porque se habían separado y la madre perdía la custodia, incluso abandonados porque la madre no podía soportar el estigma de ser madre soltera”, detalla Armengou. “Existía un organismo terrorífico, el Patronato de Protección de la Mujer, que se creó, textualmente, para ‘proteger a la mujer caída o en riesgo de caer’; pero ese centro que iba encaminado a la prevención de la prostitución acabó siendo un contenedor donde fueron a caer niñas en exclusión social, adolescentes con inquietudes políticas, o menores que habían sido violadas por algún familiar y se habían quedado embarazadas. A quienes encerraban era a las víctimas”, subraya la documentalista.

A pesar de no ser un fenómeno que sucediera en todos los internados, colegios religiosos, orfanatos, preventorios antituberculosos o centros de Auxilio Social, los casos de abusos físicos, psíquicos, sexuales, de explotación laboral y prácticas médicas dudosas ocurrieron en multitud de ellos. Tanto que después de elaborar documentales como Los niños perdidos del franquismo, Las fosas del silencio o el retrato del Valle de los Caídos Abuelo, te sacaré de aquí, es el trabajo con el que sus autores se han encontrado más casos entre conocidos y allegados. “Mucha gente nos ha dicho que su padre, su hermano, un amigo… ha pasado alguna experiencia no demasiado agradable en uno de esos internados. Es el documental en el que nos ha pasado más”, asegura Armengou.

Sin reparación

Los autores del documental contactaron con algunos de los presuntos responsables de esos abusos para corroborar las historias y contrastar información, pero estos no aparecen en la cinta, que se centra en dar voz a las víctimas. Algunas de ellas se encuentran adheridas a la querella argentina por los crímenes del franquismo, pues afirman no creer en la justicia española. Hubo quien recientemente acudió a la justicia eclesiástica que, “aunque parezca extraño, es mucho más dura que la civil para casos de abusos, con plazos de prescripción mucho más amplios”, señala Armengou, aunque los casos se cerraron al haber fallecido los presuntos culpables.

Al contrario de lo que sucedió en Irlanda, donde tanto el Estado como la Iglesia han condenado los casos de abusos a menores, en España el Estado ni siquiera ha escuchado a las víctimas. Es mediante trabajos como éste que, por primera vez, sienten que alguien se interesa por ellos y se atreven a desvelar sus traumas. Armengou destaca el cariño que reciben por ese trabajo: “Una vez más nos hemos encontrado unas muestras de agradecimiento brutales por parte de la gente. Con todas las dificultades continuamos haciendo una apuesta por estos temas, pero es increíble que tengamos que seguir haciendo de bomberos, de UVI y de primeros auxilios sobre la verdad y la reparación en este país. A nivel profesional es muy enriquecedor. Pero como ciudadana es una vergüenza”.

* * * * *

Podéis ver aquí el documental “Els internats de la por” de Montse Armengou y Ricard Belis (en catalán):

Sobre la muerte de Lorca

Un artículo publicado en El País:

Lorca fue asesinado tras “haber confesado”, según la policía franquista

El documento, al que ha tenido acceso la cadena SER, fue redactado por la policía franquista 29 años después del crimen

Foto: El poeta granadino Federico García Lorca.

El poeta granadino Federico García Lorca fue asesinado junto con otras persona, tras “haber confesado”, según un informe redactado por la policía franquista 29 años después del crimen, al que ha tenido acceso la cadena SER. El documento no especifica cuál fue el contenido de esta supuesta confesión. El informe, fechado en Granada el 9 de julio de 1965, define al escritor como “socialista” y “masón perteneciente a la logia Alhambra”, y le atribuye “prácticas de homosexualismo y aberración”.

El documento relata la detención del poeta granadino en casa de sus amigos, los hermanos Rosales. Lorca se encontraba allí debido al miedo que le habían provocado dos registros policiales en su propia casa, según el informe. Los agentes rodearon la vivienda y las calles cercanas, antes de llevar a cabo la detención. Y los amigos del poeta, según el documento publicado por la SER, intentaron interceder por él ante el comandante de Intervenciones Militares.

La propia policía reconoce, 29 años después, que el relato sobre la muerte de Lorca es bastante confuso. Tras ser detenido, fue llevado en coche a las “inmediaciones del lugar conocido como Fuente Grande”, junto con otro detenido del que no se añaden más datos. El poeta fue “pasado por las armas después de haber confesado, siendo enterrado en aquel paraje, muy a flor de tierra, en un barranco” a unos dos kilómetros a la derecha de la Fuente Grande. El lugar, reconoce el informe, es “muy difícil de localizar”.

El informe fue redactado por la 3ª brigada regional de investigación social de la jefatura superior de la policía de Granada a raíz de una petición oficial realizada en junio de 1965 por la hispanista francesa Marcelle Auclair, a la caza de más información sobre su amigo García Lorca, según la cadena SER. La actuación de la estudiosa desencadenó un efecto dominó entre las autoridades españolas: primero, Auclair se dirigió a la embajada española en París, que remitió todo al entonces ministro de Asuntos Exteriores, Fernando María Castiella.

A su vez Castiella envió una carta al ministro de la Gobernación, Camilo Alonso Vega, en la que se mostraba a favor de responder a la petición de la escritora. Castiella también señalaba en su misiva que el ministro de Información y Turismo, Manuel Fraga, ya había sido informado de los hechos. “Creo sumamente conveniente el revisar la cuestión y averiguar si podemos o no abrir nuestros archivo sobre el episodio García Lorca”, había afirmado Fraga, según recoge Castiella en su carta.

Así, se acabó encargando el informe a la Jefatura Superior de Policía de Granada. Concretamente, fue la 3ª brigada regional de investigación social la que se encargó de redactarlo. Eso sí, Auclair nunca recibió ninguna respuesta ni tampoco llegó a ver el resultado de su petición, siempre según la cadena SER.

* * * * *

Si os interesa, podéis ver en rtve.es la serie Lorca, muerte de un poeta:

Serie de carácter biográfico sobre la vida del poeta granadino Federico García Lorca, basada en la reconstrucción que de ella hizo el historiador e hispanista Ian Gibson. La figura de Lorca es tratada en toda su dimensión artística y humana; propone incluso una aproximación a la faceta ideológica y militante del poeta muerto durante la guerra civil. El capitulo sexto y ultimo de la serie, titulado ‘la muerte (1936)’ concurrió al festival de cine y televisión de Montecarlo 1988, donde obtuvo el gran premio de la crítica. Serie dirigida al público adulto. Rodada en estudio y escenarios naturales.

Un artículo publicado en Público el 14.04.2015:

La jueza Servini entrevistará a seis nuevas víctimas del franquismo

La magistrada envía otro exhorto a España para solicitar por segunda vez que se exhumen los restos de Timoteo Mendieta. Buenos Aires celebró el aniversario de la causa el mismo día que en España se festejaba el de la II República.

Nora Cortiñas, la titular de las Madres de la Plaza de Mayo, el abogado Máximo Castex, el primer querellante Darío Rivas, y el abogado Carlos Slepoy.

Foto: Nora Cortiñas, titular de las Madres de la Plaza de Mayo -Línea Fundadora, junto al abogado Máximo Castex, el primer querellante Darío Rivas, y el abogado Carlos Slepoy.

BUENOS AIRES.- La causa abierta en Argentina para investigar los crímenes del franquismo cumple cinco años en su momento más álgido. Los abogados de la querella han anunciado que la jueza María Servini de Cubría, instructora del proceso, entrevistará el próximo 23 de abril a seis nuevas víctimas de la dictadura franquista.

Los querellantes se desplazarán ese día al consulado argentino en Madrid para dialogar con la jueza a través de videoconferencias. Éste era un pedido que había realizado la querella tras el viaje emprendido por la magistrada en mayo de 2014, cuando durante 13 días recorrió Madrid, Andalucía y el País Vasco para dialogar en persona con las víctimas y visitar lugares testimoniales citados en la causa.

Unas 16 personas no llegaron a entrevistarse con Servini de Cubría por falta de tiempo. La jueza ha citado ahora a las primeras seis, y se espera que en los próximos días concrete nuevas reuniones para que todas ellas sean escuchadas por la máxima responsable de la causa.

Insiste en exhumación

La magistrada argentina tampoco se olvida del rechazo, por parte de un juzgado de Guadalajara, de un exhorto que ella libró en febrero de 2014 para exhumar a una víctima de la dictadura, Timoteo Mendieta. La jueza que tuvo que responder a Servini, María Lourdes Platero, se tomó casi un año para denegar la exhumación de los restos de Mendieta, localizados en una fosa común en esa provincia.

“Así se descubrió que Platero había realizado una inspección en el cementerio sin la participación de la familia, cosa muy rara, para luego negar la exhumación”, explicó a Público el abogado Máximo Castex. “Entregamos un nuevo escrito a Servini protestando por la irregularidad del procedimiento que realizó Platero, y ahora la magistrada ha vuelto a enviar un exhorto, que volverá a caer en manos de la jueza de Guadalajara”.

La hija de Timoteo Mendieta, Ascensión, es uno de los casos paradigmáticos que ha desvelado esta causa. Con 88 años, la mujer viajó a Buenos Aires en diciembre de 2013 para entrevistarse con la jueza y pedir con lo que ahora insiste Servini: la exhumación de la fosa donde se encuentra su padre.

Momento crucial

“El momento más crucial e importante de la causa lo estamos viviendo ahora con este nuevo aniversario”, afirmó más tarde Castex al informar de los pedidos que el pasado viernes trasladaron a la jueza.

Servini tiene sobre la mesa dos nuevas solicitudes de los abogados: la primera requiere la imputación de una docena de personas por crímenes cometidos durante la transición –además de pedir la ampliación de los cargos contra el exministro Rodolfo Martín Villa–; la segunda insta a la jueza a viajar a España para tomarle declaración indagatoria a los 17 imputados que ya tiene la causa.

“En el proceso se ha logrado la participación del Ministerio Público Fiscal, que realizó una requisitoria contabilizando más de 4.500 víctimas”, recordó Castex. “Además hay cuatro organismos de Naciones Unidas que reprochan la actuación del Gobierno español por haberse negado a la extradición de los imputados”.

A ello se le suma el ya mencionado viaje de la jueza a España, las videoconferencias de algunas víctimas, el viaje de otras que se personaron ante la jueza, y la apertura de los consulados argentinos para que cualquier persona pueda incorporarse a la querella. “Son cientos las denuncias que ingresan cada mes por los distintos consulados y que luego viajan hasta Argentina por vía diplomática”, celebró Castex.

Homenaje a la II República

La conferencia de la querella se celebró en la Legislatura de Buenos Aires, algunos de cuyos miembros prometieron aceptar la propuesta que les hagan llegar los abogados de las víctimas y darle traslado a la Cámara de Diputados de la Nación. La querella espera que los órganos legislativos de Argentina desautoricen la negativa de España a extraditar a los imputados, lo que incurre en una vulneración del Tratado de Extradición y Asistencia Jurídica firmada por ambos países.

El abogado Carlos Slepoy confirmó por ello que esperan conseguir la condena al Ejecutivo de Mariano Rajoy por parte del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. “Las noticias que lleguen de los apoyos en Argentina es sustancial, como lo fue la solidaridad del pueblo español con las causas de las dictaduras argentina y chilena”, indicó.

El acto también quiso ser un homenaje a la República, según anunció el abogado argentino. La República, convino, fue un acontecimiento extraordinario en el siglo XX, y a ella confluyeron decenas de miles de voluntarios a pelear por la libertad y la democracia.

“Sin embargo, en España la República parece un acontecimiento menor”, alertó. “El discurso es que no hay que investigar porque se mataron unos a otros, sigue existiendo la teoría de los dos demonios, de modo que las siguientes generaciones de españoles se están desarrollado sin conocer esta experiencia atroz que fue la del franquismo”.

El PP se niega a retirar medallas a Franco en Sestao

Una noticia publicada en Público:

El PP se niega a retirar medallas a Franco
en Sestao y no condena sus bombardeos

Los concejales conservadores optan por la abstención en dos votaciones relacionadas con la memoria histórica

Recorte de un periódico de la época en el que se recoge la noticia del bombardeo franquista sobre Sestao.

Imagen: Recorte de un periódico de la época en el que se recoge la noticia del bombardeo franquista sobre Sestao.

DANILO ALBIN

BILBAO.- Aunque el PP no lo quiera, el nombre del dictador Francisco Franco dejará de figurar como “hijo adoptivo” de Sestao, una localidad vizcaína que vio morir a un buen número de vecinos durante la guerra y la dictadura. En un pleno celebrado este martes, la corporación aprobó la retirada de todos los títulos otorgados por las sucesivas corporaciones franquistas. La moción, que había sido impulsada por EH Bildu, ha contado con el respaldo del PNV –en poder de la alcaldía- y del PSE. Del otro lado se situaron los dos concejales populares, quienes optaron por abstenerse.

“Por decirlo de una manera suave, la actitud del PP me parece absolutamente lamentable”. Así se expresaba Patxi Domínguez, representante de la asociación de memoria histórica Gogoan Sestao, tras el pleno municipal que trató este asunto.

Algunos minutos antes y delante de sus propios ojos, Eduardo Andrés y Óscar Rodríguez, electos por el PP, se habían descolgado de la moción que permitía despojar a Franco de sus títulos honoríficos. En su justificación, los concejales del partido de Rajoy argumentaron que la moción venía de EH Bildu –partido al que relacionan con el mundo de la violencia- y que, por tanto, no podían respaldarla.

De esta manera, el PP se negó a votar una moción que permitirá despojar a Franco de la medalla de oro y del título de “hijo adoptivo” de Sestao que le habían otorgado las autoridades locales el 26 de junio de 1966. Según figura en el acta del pleno celebrado aquel día, el ayuntamiento destacaba “los méritos, cualidades y circunstancias singulares” que reunía el dictador. “Sestao, pueblo en su totalidad integrado por clase obrera, feudo de intrigas y divisiones, supo estar presente en el resurgir de la patria”, puede leerse en otro tramo del expediente municipal.

El alcalde franquista de Sestao, Jesús Sainz Planillo

Según ha podido confirmar Público, también se retirarán los títulos concedidos al Frente de Juventudes de Falange y al ex alcalde franquista Jesús Sainz Planillo, un siniestro personaje que aún conserva una placa de homenaje en el cementerio local.

“Hemos intentado conseguir una declaración de ilegitimidad y nulidad de todo lo que hicieron los franquistas en Sestao, también en materia de condecoraciones. Sin duda alguna, ha sido un avance”, comentó Patxi Domínguez.

En cualquier caso, el integrante de la asociación memorialista Gogoan Sestao no ocultó su malestar hacia la actitud del PP. “Ya no es la callada por respuesta –señaló-, sino que ahora intentan desviar la atención con argumentos casposos, que ya no vienen a cuento”.

Por su parte, EH Bildu tampoco se mostró sorprendida por la actitud de la formación conservadora. “¿Sorpresa? Para nada. Cada vez que proponemos algo, el PP se niega sistemáticamente a votarlo, aún incluso cuando se trate de los títulos otorgados a la dictadura”, apunta Iban Lantxo, concejal de la plataforma independentista.

Imagen aérea del bombardeo de Sestao.

Imagen aérea del bombardeo de Sestao.

Bombardeo de Durango

Algunas horas antes de que los ediles del PP de Sestao declinasen apoyar la retirada de títulos franquistas, sus compañeros de partido en Durango también cosechaban las críticas de la oposición por otro asunto relacionado con la memoria histórica. En este caso, los concejales populares se abstuvieron de votar una declaración institucional sobre el bombardeo franquista que sufrió dicha localidad el 31 de marzo de 1937, en el que murieron más de 300 personas.

En ese texto, la corporación muestra su compromiso con las víctimas de aquel trágico episodio, manifiesta su absoluto rechazo hacia la dictadura y la represión franquista y se compromete a poner en marcha una Comisión de Verdad, Justicia y Reparación, unos puntos que no contaron con el beneplácito de los tres concejales del PP. Uno de ellos, Juanjo Gastañazatorre, saltó a las pantallas de los informativos estatales en febrero pasado, tras fotografiarse disfrazado de soldado nazi en los Carnavales de Tenerife.