Melilla, el último salto

Ceuta y Melilla son dos ciudades españolas situadas en África que por su localización representan la frontera del sur de Europa. Melilla fue la primera ciudad en la que el periodista Guillermo Abril y el fotógrafo Carlos Spottorno empezaron su investigación sobre la migración en las fronteras europeas.

Melilla junto con Ceuta son dos ciudades españolas situadas en África. Melilla es una ciudad pequeña de unos 12 kilómetros cuadrados que se puede recorrer de punta a punta caminando durante treinta minutos. Y yo me pregunto, ¿por qué esta ciudad es española si está en África?, ¿Por qué no pertenece a Marruecos?

Gracias a la historia podemos saber que las ciudades de Ceuta y Melilla son españolas desde mucho antes de que existiera Marruecos, a pesar de que muchos marroquíes piensan que son ciudades expoliadas, en realidad estas ciudades tienen una historia paralela a la historia de España. Los fenicios fueron los que crearon las bases en la península, así como en Melilla crearon una colonia comercial llamada “Rusadir”, por otra parte, los griegos ocuparon Ceuta. Ambas ciudades ayudaron por medio de operaciones navales a cartagineses y romanos en las guerras púnicas. Las dos ciudades pasaron a ser romanas; Melilla, que antes se llamaba “Flavia” en el año 46 d. C. era un puerto importante y Ceuta “Septem Frates” en el año 40 producía salazón de pescados que comercializaba con la península. En ambas ciudades entra el cristianismo al mismo tiempo, el cual se mantiene incluso durante las invasiones africano-musulmanas. Melilla fue totalmente destruida por las guerras y era una ciudad en ruinas hasta que en el siglo XV fue reconstruida desde cero por los españoles. En resumen, podemos afirmar que Ceuta y Melilla forman parte de la historia de España.

Desde sus orígenes Melilla ha crecido amurallada y con la posición de defensa, pero desde 1998 una valla de 12 kilómetros separa a Melilla de Marruecos, la valla se ha ido reforzando y Más aún cuando España entró en la Unión Europea. Para mejorar la seguridad en las fronteras España ha recibido ayudas, solo en 2014 recibió 33 millones de euros para la ampliación de la valla. A pesar de las diferentes inversiones y los metros añadidos, miles de inmigrantes logran saltar la valla sin demasiados problemas, podemos ver fotografías en el cómic “La grieta” (páginas 19, 20 y 27) donde se muestra cómo una valla hecha a prueba de atletas es franqueable rápidamente.

Pero ¿quiénes son estas personas que intentan entrar en Europa?, ¿de dónde vienen? y ¿quién les ayuda? En el cómic “La grieta” podemos ver que la mayoría de los inmigrantes son subsaharianos. Además, también ha habido un éxodo de sirios a raíz de la guerra en Siria y muchos de ellos tienen que pagar a las mafias para poder pasar Egipto y Marruecos antes de cruzar a España. Para estos largos recorridos los inmigrantes son ayudados por los “facilitadores”, los cuales son contrabandistas de personas. Los “facilitadores” establecen una ruta, cobran una tarifa y se encargan de los sobornos en las fronteras. En muchas ocasiones no solo hay que pagar a las mafias, sino que se sabe que hay personas que han huido de sus países por conflictos bélicos y llevan todo su dinero encima. Muchos sirios son atracados en Marruecos o incluso en Melilla y por ello suelen ir en grupo y evitando salir por las noches. Desde el CETI (Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes) explican que a los sirios les cobran los “facilitadores” entre 300 y 400 euros por adulto y 1700 euros por bebés.

Una vez llegan a una comisaría española los inmigrantes pueden pedir asilo político y a partir de ahí empezar una nueva vida.

Es una lástima que en los medios de comunicación no se muestre el trabajo de estos centros de acogida como el CETI, donde una trabajadora social explicaba: “todo está limpio, la gente está relajada y se puede reunir a familias que estaban separadas” … “además hay niños jugando en espacios comunes y lugares para el ocio” (Ángel López Soto, 2016).

Este mes de marzo el ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska ha declarado que el gobierno retirará la tercera valla y las concertinas, así como la tercera valla tridimensional instalada en 2005 durante el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero, a cambio se aumentará la altura de la otra valla para garantizar una inmigración legal, segura y ordenada.

A través del cómic “La grieta” he podido ampliar la visión sobre la inmigración en Europa y también los posibles efectos que ésta puede traer, como la desfragmentación de la Unión a través del Brexit y el aumento del racismo, aunque es una lástima que hechos externos que suceden fuera de Europa nos destruyan y nos debiliten en vez de propulsar y desarrollar los valores que todos los países europeos compartimos como la solidaridad, el respeto a la vida, la ayuda al próximo, la igualdad, el bienestar y la paz.

 

Fuentes:

Pepa

 

 

 

One thought on “Melilla, el último salto”

  1. Es muy interesante conocer más las ciudades de Melilla y Ceuta. Muchos olvidan que existen y hay una historia interesante detrás de ellas. Podría haber sido interesante combinar la información sobre las ciudades con más análisis literario de la obra.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *